En Cisnet2010 nos gusta leer y estar al día sobre temas de nuestro sector. Y hemos leído un artículo interesante sobre los avances en el Barrido, fregado, pulido y mantenimiento de suelos en nuestro país. Y os lo queremos comentar.

Como todos sabemos los suelos son las zonas más transitadas y con más probabilidades de sufrir suciedad y deterioro.  También son la zona más visible de nuestro negocio y que nos puede ayudar a proyectar una imagen de cuidado, higiene y elegancia, si les damos la importancia que se merecen.

En la limpieza de suelos las cuatro acciones principales son el barrido, fregado, pulido y mantenimiento de suelos.  De todas ellas la acción más extendida y conocida es el fregado, es decir realizar la limpieza del suelo mediante una fregona con agua y algún producto de limpieza. Esta sería la acción más antigua, pero todas las acciones mencionadas en la limpieza de suelos han ido evolucionando a lo largo de los años, aunque de forma muy tímida y limitada.

Evolución del barrido, fregado, pulido y mantenimiento de suelos a lo largo de los años:

Si nos fijamos en el barrido de suelos, que se define como la eliminación de la suciedad de los suelos utilizando un cepillo o escoba con cerdas, veremos que no ha sufrido ninguna variación ni avance en los últimos 40 años. Si que han evolucionado los materiales de fabricación de las cerdas, que han pasado de naturales a sintéticos y en ocasiones reciclados.

Donde sí se ha observado mejora en el barrido de suelos es en la fabricación de los recogedores siendo cada vez más cómodos y efectivos.

En el pulido tampoco se observan variaciones a lo largo de los años, ni en la lana de acero ni en los discos de fibras, si han evolucionado ligeramente desde el punto de vista funcional, las máquinas rotativas.

El mantenimiento de suelos ha evolucionado en cuanto a la utilización de mopas de micro fibra, facilitando la limpieza por su poder de atrapar el polvo.

Como vemos, el barrido, fregado, pulido y mantenimiento ha sufrido una ligera una evolución a lo largo de los años, una evolución tímida y limitada.