La limpieza de alfombras es importante porque la alfombra es el complemento decorativo ideal y más utilizado en los hogares y oficinas, como complemento de sofas y mesas. No obstante, la presencia de niños, adultos y/o animales, la convierten en objetivo de manchas y de acumulación de suciedad.

Una limpieza de alfombras regular devuelve luminosidad a la alfombra y borra las manchas.

El principal problema que nos podemos encontrar en la limpieza de una alfombra es conocer el tejido con el que ha sido fabricada. Conocer el género con el que ha sido fabricada es fundamental para determinar que proceso de limpieza es el más apropiado en cada caso.

En la limpieza de alfombras con manchas es muy importante actuar lo antes posible, ya que de no ser así, el producto derramado puede filtrarse en la alfombra de manera que los productos de limpieza no puedan actuar de forma eficaz.

alfombra mancha

En el caso de manchas producidas por productos líquidos (cafe, sangre, leche,bebidas,….) lo primero que debemos hacer es recoger el líquido con un trapo limpio o papel de cocina para absorver el líquido lo máximo que podamos, nunca deberemos rascar o cepillar la mancha antes de absorver el líquido. Una vez realizada esta operación, ya podemos aplicar el quitamanchas y proceder a la limpieza.

limpieza alfombra

En el caso de manchas producidas por productos sólidos(tinta, pinturas, grasa, barro,…) primero debemos retirar la suciedad con una espátula o una cuchara, sin restregar ni frotar, para no extender la mancha. Después aplicaremos el quitamanchas para proceder a limpiar una alfombra.

mancha sólida

En cualquier caso nunca debemos restregar ni frotar una mancha sin antes absorverla o recogerla lo máximo posible, ya que de esta manera evitaremos la extensión de la mancha y dejar la alfombra limpia será mucho más sencillo.