En Cisnet2010 apostamos por ir creando valor en la limpieza profesional.  Nos encontramos en un sector de la industria altamente competitivo, en el que parece que solo es importante el precio del servicio, sin tener en cuenta que como todo tipo de servicio debe ser valorado por muchos aspectos más que no solamente el precio, ya que esto lo único que genera es inestabilidad y competencia desleal.

En enero de este año, la Asociación Profesional de Empresas de Limpieza ASPEL, hizo la presentación de su estudio “La dictadura del precio” en el que se analiza el funcionamiento de la contratación de servicios de limpieza en España.

Los puntos más importantes a destacar de este informe son:

  • Detección de diferentes áreas de mejora en la legislación española actual en lo referente a la contratación pública,
  • Advertir de los efectos negativos que tiene el hecho de que el precio se haya convertido en un factor determinante en la concesión de contratos, incluso cuando éste se fija por debajo de los costes necesarios para la prestación del servicio.

Las consecuencias negativas de estas prácticas tanto en el sector público como en el privado y que aparecen en el estudio son: pérdidas progresivas de puestos de trabajo, prácticas ilegales de algunas empresas, pérdida de calidad en el servicio, deterioro de las infraestructuras, utilizar métodos y estándares de limpieza no óptimos para la salud laboral,…

La crisis económica ha ocasionado una mayor proliferación de empresas, ha aumentado la competencia pero ha disminuido el mercado, por lo que muchas de ellas presentan ofertas alarmantemente bajas, sin ningún tipo de control.

Esta ha ocasionado que los balances económicos del sector no son buenos y los márgenes de beneficios son muy bajos.

Y es que para ir creando valor en la limpieza profesional, no debemos olvidar que una empresa de servicios, sea de limpieza, de seguridad, de desarrollo,… es una empresa que gestiona recursos humanos y recursos materiales para dar servicio al cliente, y que ese servicio debe ser de calidad, y no solo una cuestión de precio.