Desde Cisnet2010 queremos daros algunos consejos para desinfectar la cocina en verano. La cocina se debe desinfectar todo el año, pero en veranos hay que poner especial atención a la desinfección debido al calor y a la humedad de esta época del año ya que se facilita la contaminación entre alimentos.

Una cocina limpia y ordenada no quiere decir desinfección, sino que hay que tomar una serie de medidas que a continuación os indicamos y aconsejamos llevar a cabo.

Limpiar es eliminar suciedad, la suciedad visible, la que vemos a simple vista. Pero desinfectar quiere decir eliminar las bacterias que quedan adheridas a superficies y materiales, y esto es más difícil ya que no vemos las bacterias.

Consejos para desinfectar la cocina en verano:

  1. El más importante es lavarse las manos siempre antes y después de cocinar o manipular alimentos, ya que de esta manera evitaremos la posible contaminación.
  2. Un utensilio que debe ser desinfectado después de cada uso es la tabla de cortar alimentos. Te aconsejamos desinfectarla con detergente y un poquito de lejía después de cada uso. Yo cada vez que puedo la meto en el lavavajillas.
  3. Otros utensilios que deben ser desinfectados frecuentemente son el estropajo y la bayeta, ya que en ellos se acumula la mayor parte de bacterias, son un buen centro de cultivo de bacterias. Después de cada uso, lávalas y déjalas secar. Y lo más frecuente que puedas, ponlas en remojo con detergente y un chorrito de lejía.
  4. No podemos olvidarnos tampoco de los trapos de cocina, en ellos se acumulan muchos gérmenes y bacterias también. Lo ideal es que los cambies a menudo y los laves en la lavadora con detergente y lejía.
  5. Es importante mantener la limpieza y desinfección de la nevera de forma periódica, ya que en ella se pueden producir fenómenos de contaminación entre alimentos. Para evitarlo deberías:
    • Revisar los alimentos semanalmente, los que estén en mal estado tirarlos.
    • Separar los alimentos cocinados de los crudos. Los alimentos cocinados deben estar en recipientes.
    • Limpiar frecuentemente la goma de la puerta de la nevera, ya que en ella se suele acumular moho.