La limpieza de placas solares es de vital importancia para preservar tanto la correcta funcionalidad como la durabilidad de las placas de manera que se obtiene un mejor rendimiento y por lo tanto, resultados más exitosos. Parte de la eficacia de una instalación de energía solar, reside en la transparencia, y por la tanto en la limpieza de los cristales que cubren las placas. La suciedad de las superficies de las placas solares puede reducir hasta en un 20% su productividad.

Se han realizado diferentes estudios destinados a analizar y cuantificar el impacto de la suciedad sobre el rendimiento de las placas solares. Todos los estudios coinciden en la necesidad de realizar una limpieza periódica de las placas solares para mejorar su rendimiento, pero no existe una opinión consensuada en relación a la frecuencia de limpieza. La frecuencia de la limpieza de las placas solares dependerá básicamente de su ubicación, es decir, necesitaran una mayor frecuencia de limpieza aquellas placas que esten situadas en zonas montañosas, con muchos árboles, cercanas a polígonos industriales o en lugares próximos a zonas de cultivo agrícola, por nombrar algunos ejemplos.

En un estudio reciente se demuestra como el rendimiento de las placas solares disminuye progresivamente a medida que pasa el tiempo, como consecuencia del incremento de la suciedad acumulada en la superficie de las placas.

Los trabajos de limpieza de placas solares requieren un sistema de limpieza que sea rápido y eficaz, no corrosivo y que no dañe la superficie de las placas. Es por ello que la limpieza se realiza con equipos de agua osmotizada químicamente pura conectados a unas pértigas de fibra de carbono con un cepillo que nos permite trabajar con todas las garantías sin ocasionar ningún daño al panel porque esta agua no contiene cal.

Por todo lo expuesto, aconsejamos la limpieza de sus placas solares a profesionales.

Si tiene cualquier duda o consulta, puede ponerse en contacto con Cisnet2010, estaremos encantados de atenderle.