El post de consejos de Noviembre va dedicado a como limpiar los suelos de madera.

En la mayoría de casas y pisos tenemos parquet y es importante saber cómo realizar la limpieza diaria y qué hacer para mantenerlos brillantes y bonitos.

La calidez y la elegancia que nos da un suelo de madera debe ser cuidada y tratada como se merece.

Consejos de limpieza de suelos de madera:

  • Aconsejamos pasar una mopa o un aspirador con cepillo adecuado a diario, de esta manera eliminaremos el polvo y las pelusas. Ahora en invierno, aparecen más pelusas debido a las calefacciones.
  • Si fregamos deberemos evitar el exceso de agua en el mocho, es decir deberemos utilizarlo muy bien escurrido. Mi consejo es fregar una vez por semana.
  • Si se nos derrama algún liquido en los suelos de madera deberemos limpiar inmediatamente, así evitaremos que nos quede manchado y deteriorado.
  • Es muy importante no utilizar limpiadores multiuso, ya que nos dejaron el suelo impregnado de grasilla y con resultado mate.

Consejos de mantenimiento de suelos de madera:

Ya hemos visto como limpiar los suelos de madera de forma diaria, de manera que evitaremos la acumulación de polvo y de residuos que podrían dañar nuestro suelos. Ahora veremos qué podemos hacer para mantenerlos brillantes y elegantes.

  • Nunca debemos utilizar ceras ni siliconas, ya que podrían estropear el barnizado del suelo.
  • tampoco utilizaremos productos químicos ni abrasivos, ya que lo único que conseguiríamos es matar el brillo del mismo.
  • Como ya hemos dicho, es recomendable fregar únicamente una vez a la semana. En el mercado podemos encontrar productos químicos adecuados para el suelo de madera, pero personalmente recomiendo una disolución de agua y vinagre blanco. Esta es una manera ecológica y muy eficiente de limpiar el suelo de madera. Yo la utilizo.
  • Para evitar ralladuras recomendamos poner protectores de fieltro en las patas de sillas y mesas.
  • Colocar una alfombra en la entrada de nuestros hogares que actúe como barrera de la suciedad del exterior acumulada en nuestros zapatos.