La limpieza y desinfección con ozono de industrias, centros públicos,…mejora nuestra calidad de vida, debido a su efecto virulicida, bactericida, esporicida y fungicida.

El ozono es una forma alotrópica de oxígeno, compuesta por tres átomos del mismo y que se representa como O3, a diferencia del oxígeno normal atmosférico, compuesto por dos átomos de oxígeno y representado por O2 .Se produce de manera natural en las altas capas de la atmósfera mediante la acción de los rayos ultravioletas sobre el oxígeno atmosférico, formando la llamada ozonosfera o capa de ozono, cuya misión es precisamente filtrar, absorber y reflejar la radiación ultravioleta procedente del sol.

molecula-ozono

Los lugares  públicos cerrados son lugares donde la concentración de virus, bacterias y hongos pueden ser altamante contaminantes. Esto es debido a que en estos lugares podemos encontrar personas que estén padeciendo alguna enfermedad contagiosa. También son lugares donde se pueden acumular olores desagradables.

Todos estos problemas nos los podemos encontrar en todo tipo de espacios, ya sean oficinas, empresas, centros médicos, escuelas,…Es por ello que la limpieza y desinfección con ozono se convierte en la única solución efectiva, ya que con su uso conseguimos:

– desaparición de los malos olores

– esterilización del aire

– previene de enfermedades contagiosas

– purifica el ambiente, ya que desinfecta y purifica el aire

La limpieza y desinfección con ozono presenta una serie de ventajas debido a las características y/o propiedades del mismo:

– no produce contaminación residual, ya que rápidamente se transforma en oxigeno

– no desarrolla resistencias en los microorganismos

– el uso de ozono nos permite ahorra agua y ahorrar energía, ya que podemos utilizarlo a bajas temperaturas.

Otra aplicación en la limpieza y desinfección con ozono es la eliminación de los malos olores. El ozono reacciona con las sustancias orgánicas inhibiendo los malos olores y esteriliza el ambiente de posibles agentes patológicos.