Cisnet2010 ofrece un plan de mantenimiento de cristales adaptado a cada cliente. Si tienes una tienda o local comercial con escaparates, unas oficinas con cristales exteriores y interiores, una comunidad de vecinos con ventanas, un gimnasio, una centro escolar,… o incluso tu vivienda, y necesitas una empresa profesional de limpieza y mantenimiento de cristales, llámanos.

Somos profesionales con una amplia y larga experiencia en la limpieza de cristales de todo tipo, a cualquier altura y ubicación.

Con una visita sin compromiso y sin coste, teniendo en cuenta sus necesidades le aconsejaremos sobre el mejor plan de mantenimiento de cristales adecuado a sus instalaciones.

Un plan de mantenimiento de cristales consiste en realizar la limpieza de cristales de forma periódica, según necesidades de cada cliente. Déjese aconsejar por nuestros técnicos, ya que le recomendaran el mejor periodo entre limpiezas en función de la zona a limpiar, el paso de personas, la climatología de la zona, en definitivo según la facilidad o no de ensuciarse. De esta manera le podremos asegurar que sus cristales lucen limpios por más tiempo.

Nos encargamos de llevar a cabo los plannings de trabajo sin molestar al cliente, no ha de preocuparse de nada en absoluto. Nos adaptamos a los horarios de cada cliente de manera que no interferimos en su labor comercial ni laboral.

Que cristales limpiamos:

  • cristales de fachadas
  • escaparates: limpieza a fondo de los cristales por dentro y por fuera devolviéndole su brillo y claridad.
  • cristales en altura
  • claraboyas
  • cristales interiores y exteriores
  • mamparas de separación en oficinas, locales comerciales, academias,… eliminación de manchas, marcas de dedos, pelusas,…
  • persianas
  • vitrinas y expositores

El plan de mantenimiento de cristales incluye:

  • Limpieza de los cristales realizada por técnicos profesionales y con productos homologados.
  • Limpieza de la carpintería metálica.
  • Limpieza de persianas si es requerido
  • Desplazamiento del personal
  • Plan controlado por nuestro encargado, nuestro cliente no debe preocuparse de nada.