En el post de hoy vamos a hacernos eco de un estudio europeo sobre la relación entre personal de limpieza y empleados de oficinas realizado por la marca de higiene Tork.
En los últimos años se está produciendo un cambio en cuanto a las horas de trabajo de los profesionales de limpieza en toda Europa, y es que se está pasando de realizar las tareas de limpieza en horario nocturno a realizarse en horario diurno. Los profesionales de limpieza están pasando a formar parte de la vida laboral de las oficinas.
El estudio refleja que más de la mitad de las tareas de limpieza en oficinas ha pasado a realizarse a primeras horas de la mañana o durante las horas de oficina.
El estudio también refleja que los trabajadores de oficina respetan a nivel personal el trabajo que realizan los profesionales de limpieza y además valoran la rentabilidad para el negocio el hecho de presentar a los clientes oficinas limpias, además de la rentabilidad que supone para los propios trabajadores el poder desarrollar su actividad en las mejores condiciones de higiene y limpieza.

Datos importantes extraídos del estudio:

• 84% de los empleados de oficina entrevistados afirman que las tareas de limpieza tienen un efecto directo positivo sobre la calidad de su vida laboral.
• 92% de los empleados de oficina entrevistados afirman que sus oficinas limpias tienen un efecto positivo en cómo sus clientes les perciben.
• Las interacciones entre empleados de oficinas y personal de limpieza varía en función del tamaño de las instalaciones:
– En instalaciones grandes con más de 200 empleados, encontramos el 40% de interacciones frente al 15% de las empresas pequeñas con menos de 10 empleados.
– La relación es más estrecha en oficinas pequeñas, donde 6 de cada 10 empleados conoce el nombre del personal de limpieza mientras que en oficinas grandes esto se reduce a 3 de cada 10.
• También encontramos diferencias entre generaciones. Las generaciones de mayor edad se muestran más respetuosas con el personal de limpieza y su trabajo. El 43% de los empleados con edades comprendidas entre 18-25 años no se sienten cómodos con la limpieza durante su jornada laboral, en cambio entre 56-65 años el porcentaje baja al 27%.