Nuestro post de consejos del mes de Julio va dedicado a las “rutinas diarias para mantener el baño limpio”. Siempre hablamos del baño de un piso o casa, de tu hogar, no de oficinas o empresas, que requieren un servicio de limpieza profesional.

Todos sabemos que los baños son de los lugares más frecuentados de una casa, junto con la cocina. Además es uno de los lugares donde más se agradece el orden de la limpieza, por higiene y salud de las personas que lo utilizan.

Lo ideal para mantener los baños en unas buenas condiciones de salud e higiene, es realizar la limpieza a fondo de los mismos dos veces a la semana. Pero todos sabemos lo difícil que pude ser encontrar tiempo para realizar esa limpieza dos veces semanales, por lo que con una limpieza a fondo y algunas rutinas diarias también podemos mantener nuestros baños limpios y sanos. Eso si lo ideal seria que todos los miembros del hogar realice estas rutinas.

Rutinas diarias para mantener el baño limpio:

  1. Mantener el orden. Es decir después de usar cada cosa devolverla a su sitio. Guardar el secador, el cepillo de dientes, las cremas,… con todo despejado se podrá realizar con más facilidad la rutina de limpieza.
  2. Si ensucias limpia. Es decir, si te cae jabón o pasta de dientes en la pica, pues pasa la mano con agua o una bayeta y limpia los restos.
  3. Elimina restos de pelos de la pica después de peinarte. Y si barres el suelo después de usar el secador, estarás colaborando en que  la limpieza semanal a fondo sea menos pesada.
  4.  Coloca un disco activo en el inodoro, que además de desinfectar cada vez que tiras de la cadena, dejara un olor muy agradable y a limpio en el baño. A mi me encantan.
  5. Después de ducharte puedes secar las baldosas y pasar la paleta limpia cristales por la mampara, estará siempre reluciente.
  6. Cambia la toalla de manos lo mas a menudo posible, si puede ser a diario mejor. Te recomendamos esto porque las toallas quedan húmedas y es mas fácil que proliferen las bacterias y nos las vayamos pasando de unos a otros.

Prueba de realizar estas rutinas diarias, implica a tus hijos y a todos los que compartan tu vivienda y veras como será más fácil mantener el baño limpio, ordenado y saludable.