En Cisnet2010 ofrecemos el servicio de limpieza de graffitis en superficies y cristales. No todo el mundo es amante de los graffitis y quieren preservar sus propiedades de las pintadas de terceros.

Ya sea edificios de organismos públicos o locales privados, como comercios, colegios, comunidades de vecinos,… se encuentran en numerosas ocasiones ante la necesidad de eliminar y limpiar una superficie pintada con graffiti.

Normalmente los graffitis suelen ser realizados con aerosoles, ácidos, pinturas plásticas o rotuladores que penetran en los poros de las superficies en las que han sido pintadas, llegando incluso a penetrar un centímetro en la misma.

Proceso de limpieza de graffitis:

Lo más importante y primordial a realizar antes de la limpieza, es hacer una visita al lugar a limpiar.

  1. Identificar la superficie a limpiar. Además de saber que tipo de superficies tenemos delante, debemos observar si la superficie es lisa o porosa y si pudiera estar pintada con algún material protector.
  2. Identificar con que producto esta hecho el graffiti. Esto es importante ya que según el material de la pintada deberemos elegir un método u otro de limpieza.
  3. Tras realizar los dos pasos anteriores, deberemos elegir el método de limpieza apropiado.
  4. Una vez finalizada la limpieza aplicaremos una capa protectora sobre la superficie.

Técnicas de limpieza de graffitis:

  • Pintar: esta es la técnica más antigua y consiste en repintar la superficie, pero esto no se puede hacer en el caso de cristales. Perfecta para el caso de superficies lisas.
  • Técnica del chorro de arena: método ecológico y respetuoso con el medioambiente ya que consiste en proyectar bicarbonato sódico sobre el graffiti a limpiar. Esta técnica es ideal cuando los graffitis se han realizado con spray de pintura sobre paredes de ladrillo, piedra, madera, cemento o plástico.
  • Decapante: es la técnica más habitual y eficaz, pero en este caso es muy importante conocer la superficie en la que se ha realizado la pintada y el producto con el que se ha hecho el graffiti. Esto es importante porque al tratarse de un producto químico reaccionara diferente en función del material de la superficie y del producto de la pintada.
  • Lavado a presión: lavado a presión con una disolución 80-20 de agua y disolvente específico para evitar dañar la superficie.
  • Maquina hidrolimpiadora: se aplica un disolvente en brocha dejando actuar unos 60 min, posteriormente se enjuaga con agua caliente. Podemos repetir a las dos horas.